Consejos para tener unas vacaciones placenteras sin inconvenientes

Somos trabajadores, miembros de familia y de una sociedad que nos exige cada vez más. El resultado natural de nuestro esfuerzo es que nos gastamos y necesitamos renovarnos con cierta frecuencia. Todo ser humano requiere tomarse un tiempo para descansar y reponer energías o divertirse y desestresarse.

Vivimos en la era del estrés, la sobre información a la que estamos expuestos nos vuelve muchas veces ciegos a la belleza en nuestro mundo y de las personas que nos rodean. A veces estamos tan ocupados en nuestras labores diarias que no consideramos que nuestra capacidad de relacionarnos con los otros y de ser productivos en nuestras tareas diarias necesita de un cuerpo y una mente descansadas. Las vacaciones son el tiempo de descanso y de renovación que necesitamos y no son un capricho, mas bien una necesidad.

No todas las vacaciones son positivas, unas vacaciones mal planificadas en lugar de ayudar pueden dar serios dolores de cabeza. Imagínate que estas en el aeropuerto y te das cuenta que ¡olvidaste el pasaporte!, perderías el vuelo y en caso de querer tomar otro tendría un costo adicional o quizá mas alto que el anterior (depende de las políticas de la aerolínea).  En este caso la recuperación de energías que las vacaciones suponen darnos puede más bien convertirse en una decepción que al contrario haga que consumamos mas energía (y dinero).

Turismo de aventura y viajes al mar

Nuestras ansias por viajar pueden ser colmadas con desilusión porque las vacaciones pueden volverse desastrosas y dejarnos más estrés aún.  Pero afortunadamente, los factores que amenazan con arruinar nuestro tiempo de descanso son invariables, lo que nos permite preveerlos y evitarlos. Para fortuna nuestra, está en el mejor de los intereses de la industria del turismo hacernos felices.

La industria turística, como toda industria moderna, entiende que la prolongación de su negocio depende de que sus clientes estén contentos.  En general, esto significa que los turistas, sus clientes, tengan experiencias felices de sus vacaciones.

La preparación de unas vacaciones placenteras

Todos queremos pasarla bien durante nuestras vacaciones, pero ¿estamos preparados para escoger unas buenas vacaciones, unas cuya vivencia nos impulse todo un año o hasta que se puedan repetir?

De todo lo que normalmente consideramos, el factor dinero es el que más peso tiene.  Luego de él vienen otros como, cuándo y dónde tomar vacaciones. Esas son consideraciones muy apropiadas.  Para no equivocarnos en nuestra decisión necesitamos empezar por definir y entender lo que queremos de nuestras vacaciones. Además, necesitamos saber con cuánto dinero contamos para vacacionar.  Con esto totalmente claro, podemos considerar nuestras condiciones actuales para encontrar el balance apropiado entre diversión y presupuesto.

Esta información nos facilita encontrar aquellos paquetes vacacionales que mejor se ajusten al compromiso entre lo deseado y lo que estamos dispuestos a pagar.  Al buscar con tiempo y paciencia, encontraremos paquetes vacacionales todo incluido cuyas características nos dejen altamente satisfechos.

La búsqueda de Paquetes Vacacionales

Una correcta búsqueda de paquetes vacacionales debe ajustarse las condiciones que especificamos antes.  Al hacer nuestra búsqueda de las mejores vacaciones, encontraremos que la industria del turismo se divide o segmenta según los intereses generales de las personas.  Cada grupo o segmento trata de crear ofertas vacacionales que coincidan con lo que los turistas andan en buscando.  Es así que aparecen términos como turismo de aventura, turismo alternativo, turismo rural, cruceros, hoteles de lujo, etc.  Nuestra investigación nos debe llevar a descubrir el segmento turístico que más se acerque a nuestras preferencias.  Al buscar ofertas dentro de nuestros intereses, nos será más fácil escoger una adecuada a lo que anhelamos.

Para limitar aún más las posibilidades, es una buena idea tener al menos cinco paquetes que le puedan interesar.  Pude utilizar una regla básica para estimar si el paquete que está considerando es el adecuado: es muy posible que el plan ofrezca varios servicios.  Calcule el precio de cada uno por separado y compárelo con el precio del paquete completo.  Es decir, si el paquete incluye boleto de avión, desayunos y estadía, averigüe cuanto cuesta cada uno de estas opciones por separado.  Si fuera a comprar el paquete, éste deberá significar un gasto mucho menor que si comprara cada ítem por separado.  Así, podrá encontrar el paquete vacacional que más se parezca a su opción ideal.

Es una buena práctica conseguir cotizaciones de distintas agencias de viaje.  Al hacerlo, deje saber a la persona que le atiende que anda en busca de la mejor oferta. Esto presionará al agente para ofrecerle un mayor descuento.

El menor precio no debería ser su único criterio para inclinarse por una u otra oferta vacacional.  Considere también factores como tipo y calidad de alimentación y condiciones de las instalaciones del hotel.  Averigüe cómo será el clima durante las vacaciones que planea y pregunte sobre actividades de entretenimiento disponibles durante su visita.

Busque con tiempo sus paquetes vacacionales.  Asegúrese de tener claro lo que busca.  Si lo hace, las posibilidades de que disfrute de unas vacaciones inolvidables serán enormes.